Enrique Sanjuan  y Muñoz, actualmente magistrado de la Audiencia Provincial de Málaga con especialidad en lo mercantil, nos habló del Poder Judicial el pasado 1 de diciembre, de una manera muy sencilla, esquemática  y simpática dicho por nuestras residentes de la rama de ciencias, las cuales se quedaron después aprendiendo más de sus compañeras de derecho.  Primero nos habló de sus orígenes, de sus estudios en la Universidad de Granada donde disfruto tanto con sus compañeros de universidad y de colegios mayores,  dio tips para las estudiantes de derechos (con mucho humor, dicho sea de paso, pero sin faltarle objetividad); nos contó que trabajaba a la vez que estudiaba y disfrutada, y por último su decisión de decantarse por las oposiciones de judicatura.  Sin duda lo que más nos impresiono es su naturalidad, sencillez y la pasión por el mundo de derecho, la cual,  descubrió en el último curso de la carrera: “ No os preocupéis las que estáis en los primeros cursos de derecho, yo ví la utilidad de la carrera en el último curos, y sobre todo durante el estudio de las oposiciones ”. Nos sorprendió como hablaba de su carrera profesional con tanta pasión y sobre todo que también trabajara, a la ver que opositaba, dando clases a otros opositores. Muchas residentes comentaron: “Es la primera vez que veo que merezca la pena opositar, y el esfuerzo y el trabajo que conlleva”. Sin duda la pasión del magistrado por su profesión inspiro a nuestras residentes y no sólo a aquellas del mundo del derecho.  Nos explicó de manera muy esquemática y sencilla la composición del Poder Judicial y la total independencia de este. “Un Juez resuelve con total independencia siempre, a mi nadie me dice lo que tengo que resolver; a aquellas interesados que no le gusten una sentencia la recurrirána un órgano superior,  pero nunca nos dirán desde arriba lo que debemos de resolver”.  Una de las residentes le preguntamos sobre que pensaba sobre una compañera suya (un tanto mediática),  y con total espontaneidad y sabiduría, nos comentó “Éste país tiene una mentalidad muy crítica, lo cual veo muy positivo, pero considero que un Juez siendo una Institución Pública (totalmente independiente de los valores políticos), en el momento en que nos erigimos como juzgadores de su labor, de alguna forma estamos no sólo desprestigiando su labor, sino juzgando la garantía constitucional”.  La última pregunta fue sobre las diferencias entre un fiscal y un juez y su estatus.  Gracias Enrique por mostrarnos el mundo jurídico de una forma tan apasionada y viva, y por transmitirnos sobre todo las ganas de continuar aprendiendo durante toda la vida mientras que ejercemos aquello que esperemos que nos guste tanto como a ti. Ahora en el presente nos quedamos con las ganas de estudiar y prepararnos bien para ese futuro laboral tan próximo. Redactado por: Lidia Cano García