Cristina, antigua residente del colegio mayor, la cual ejerce actualmente como Consultant-Proyect Manager mediante la gestión de proyectos financiados por la Comisión Europea, fue nuestra tertuliana el pasado martes 24 de noviembre. Compartió con nosotras sus consejos para aprovechar el colegio mayor de la mejor  manera posible, y nos sirvió de gran ayuda.  Es cierto que la convivencia de tanta gente es difícil, más aún en estos tiempos en el que que pasamos mucho rato en el colegio. Nos animó a que, lejos de ver esto como una desgracia (el no poder salir, las clases online, y mil limitaciones más), lo viéramos como una oportunidad para hacer planes juntas y conocernos mejor, recalcando la importancia de conocernos mejor todas y tratarnos más. Después de que hayan pasado los años desde que dejó el Colegio Mayor, ha visto la importancia que tiene el haber convivido con gente tan diferente, ya que es una experiencia enriquecedora. Nos hace ser conscientes de cuán diferentes son unas personas de otras, y que a la vez esas diferencias hacen a cada persona única y llena de cosas buenas. Por eso, recalcó que era esencial el estrechar los vínculos de amistad entre las residentes, alegando al propio núcleo del colegio, ya que no se trata de un hotel o una residencia, donde cada una va a su bola, sino de una familia, donde aunque nos llevemos más con unas que con otras, nos queremos y nos cuidamos.  En esta pandemia debemos sacar el máximo provecho a nuestra estancia aquí, y podemos aprender a estar más pendientes de las demás; en este caso, de las novatas, que si ya de por sí primero es complicado, hoy día lo es aún más, de la enfermedad, que está a la orden del día, del estrés de la vida diaria… Hay tantos valores que podemos adquirir.  En segundo lugar, nos animó en varias ocasiones a participar en la vida colegial. Es cierto que de primeras parece que las limitaciones son muy amplias y no hay mucho que hacer, por eso es importante hacer uso de la creatividad para impulsar nuevas actividades o una nueva forma de llevar a cabo las actividades de cada año: todas recogidas en las comisiones.  Nos hizo recordar nuestra labor como parte del colegio, y nos brindó muchas esperanzas y objetivos para impulsar en estos días en el colegio. También nos mostró la importancia de la amistad, ya que los amigos que hacemos en la etapa universitaria durarán para siempre.  Fue una tertulia muy emotiva y acabamos todas con mucha ilusión por este curso, y valoramos mucho más nuestra estancia aquí. ¡Miles de gracias Cristina! Redactado por María Campos Quesada