Buenas profesionales: estudio y trabajo.

Para formar buenas profesionales, la primera tarea que se aborda en el Colegio Mayor es la adquisición de un sólido hábito de estudio. Esta labor consiste en orientar el trabajo académico de las colegiales, ilusionarles con su carrera, aconsejarles bien en la elección de asignaturas, cursos o prácticas, etc.

Ciencia, cultura,
Deporte y sociedad

Gestión
colegial

Desarrollo de la
personalidad

Formación
cristiana

Ciencia, cultura, deporte y sociedad

El Colegio Mayor pretende formar universitarias con amplitud de miras y espíritu cívico que les permita contribuir a la mejora de la sociedad en la que viven. Para ello, procura potenciar las inquietudes intelectuales, artísticas o culturales de las colegiales; se comparten ideas e intereses con personalidades muy variadas en las tertulias, conferencias, coloquios o debates; se organizan clubes que profundicen en diversas cuestiones culturales o profesionales; se fomentan las actividades artísticas como conciertos, obras de teatro, exposiciones de artistas, recitales de poesía, etc.

Asimismo, a través de las actividades deportivas organizadas, se trata de fomentar valores como el compañerismo, el trabajo en equipo, la solidaridad, el afán de superación y la deportividad.

Todas estas iniciativas y actividades las organizan las propias colegiales y fomentan y enriquecen el diálogo intelectual que contribuye a formarse una idea del mundo, de la realidad y de la humanidad, adquiriendo un necesario espíritu crítico.

Gestión colegial

Procuramos dar a las colegialas la oportunidad de que descubran y desarrollen sus habilidades y competencias gobernando y dirigiendo la actividad del Colegio Mayor de

acuerdo a sus fines fundacionales. Por eso las colegiales de Alsajara, deben adquirir sentido de compromiso y responsabilidad para el desempeño de esta tarea.

El órgano responsable de esta tarea es el Consejo Colegial, formado por las colegialas mayores. Este Consejo elige un Decanato que se encarga de distribuir a las colegiales en Comisiones: equipos de trabajo con diversas misiones: cultural, social, deportiva, solidaria, comunicación, etc. Organiza con ellas la vida colegial y se encarga de velar por el mantenimiento de una activa participación de todas las colegialas en las tareas formativas del Colegio Mayor.

Desarrollo de la personalidad

La vida colegial y la convivencia con el resto de colegiales es una oportunidad para el desarrollo del carácter, la personalidad, la afectividad y la voluntad. La participación en la vida colegial lleva consigo una vinculación personal con el resto de colegialas. La madurez y educación del carácter y la personalidad son aspectos fundamentales en la formación de las universitarias.

El seguimiento personal en estos aspectos, el trato cultivado en la convivencia, así como las actividades humanitarias son instrumentos para este desarrollo. Se trata de formar a las universitarias en integridad. En este ámbito también se incluyen actividades que buscan estimular un espíritu de servicio que intente dar respuesta a los problemas sociales de su entorno.

Formación cristiana

El Colegio Mayor Alsajara se puso en marcha por impulso de San Josemaría Escrivá con el fin de dar formación profesional, cultural, humana y religiosa a miles de estudiantes que libremente lo deseen. Alsajara es una institución civil, no confesional, con una clara identidad universitaria y cristiana, abierta a personas de todos los credos y orientaciones políticas, donde se vive un inolvidable clima de amistad y familia. El Colegio Mayor es un espacio donde se suscita la inquietud por todo lo humano, con espíritu auténticamente universitario: abierto a la verdad, y respetuoso de la libertad de cada uno.

A través del diálogo cotidiano con profesores y estudiantes, y de actividades culturales como el Ciclo de Introducción al Cristianismo o charlas en pequeños grupos, Alsajara ofrece la oportunidad de poner la propia razón frente a los grandes problemas de la existencia humana, con altura intelectual universitaria y espíritu crítico, en el contexto de la tradición cristiana del pensamiento.

A lo largo del día y de la semana, en el Colegio se viven algunos actos de piedad propios de una familia cristiana, como el rezo del Rosario, o la bendición de la mesa. Diariamente se celebra la Santa Misa en el Oratorio del Colegio.

La asistencia a estos actos es siempre voluntaria. El Colegio está abierto a personas de todos los credos religiosos.

El ambiente de libertad facilita la maduración personal de la vida cristiana de muchos residentes.

Entre las actividades del Colegio Mayor hay algunos medios de formación cristiana, encomendados a la Prelatura del Opus Dei (cursos de doctrina cristiana, cursos de retiro, meditación, círculos de estudio, etc.). De acuerdo con el espíritu difundido por San Josemaría, de santificación en el trabajo profesional ordinario, se recuerda a todos que para un universitario cristiano «estudiar es una obligación grave», y que el trabajo debe realizarse con perfección humana y espíritu de servicio.

Todos los que lo desean pueden recibir la atención pastoral de un sacerdote del Opus Dei.