Clases de oratoria y debate

Cada vez es más habitual, que en la facultad, o en las entrevistas de trabajo, nos pidan que expongamos un tema, o demos nuestra opinión, ante un público de mayor o menor audiencia, defendiendo posturas distintas. Si cuando lo haces, notas que te tiemblan las rodillas, que la voz se te quiebra, o tu mente se queda en blanco, es señal clara de que necesitas aprender técnicas para hablar en público, y lo más importante: saber comunicar correctamente.

Por eso durante este curso 2020-2021, seguimos practicando técnicas de oratoria, y continuamos con el Club de Debate que ya iniciamos el año pasado, de la mano de Paloma Moyano, ganadora de diversos concursos de debate y organizadora del último Torneo Rectora de la UGR.

Todos los jueves de 21:30 a 22:20 se impartirán clases de oratoria y debate en la sala de conferencias del Colegio Mayor.

Durante todo este tiempo hemos aprendido habilidades comunicativas, muy útiles y aplicables a cualquier área de nuestra vida. Algunas de ellas han sido:

  • Superar el nerviosismo que todo el mundo siente cuando se le pide que hable ante una audiencia.
  • Organizar y presentar tus ideas de manera lógica y convincente.
  • Escuchar atentamente las ideas de los demás.
  • Ofrecer consejos que pueden ayudar a otros a mejorar sus habilidades de hablar y liderar.
  • Adquirir, técnicas para debatir con persuasión, usando una argumentación y refutación adecuadas.

El método es aprender, “haciendo”. Esto es fundamental en cualquier Club de Debate que se precie: igual que no se puede aprender a tocar el piano leyendo libros tampoco se puede aprender a hablar en público, recibiendo infinitas clases de teoría sobre el tema, sin ponerlas en práctica. Son necesarias unas nociones básicas, que han de ponerse continuamente en funcionamiento.

Esa práctica es precisamente el eje del Club de Debate. El 100% del mismo son ejemplos y ejercicios poniendo en práctica los conocimientos adquiridos, defendiendo diversos temas, a favor o en contra, con las distintas técnicas de argumentación aprendidas: una opinión y la contraria, con autoridad, convicción y a la vez con el máximo respeto, conociendo las falacias que se pueden emplear como técnica argumentativa, en cualquier debate. Además aprendemos a modular la voz y el tono, como conseguir que nuestro lenguaje corporal sea una verdadera herramienta de comunicación, de que manera podemos erradicar el uso de las muletillas al hablar, como defender .Y todo ello en un ambiente muy relajado y divertido.

Pero estos conocimientos no se quedan para nosotras solas. Ya el año pasado debatimos con diferentes grupos, e íbamos a participar en diversos Torneos organizados por la UGR, pero que tuvieron que ser suspendidos por la pandemia. Este año intentaremos de nuevo participar, si las circunstancias lo permiten, y en cualquier caso pondremos los medios para poder practicar el debate que tanto enriquece.

En definitiva los debates, nos ayudan a adquirir herramientas, que en definitiva suponen un plus para nuestro curriculum, y sobre todo, para saber desenvolvernos con naturalidad, en cualquier ámbito en el que nos movamos, ya sea profesional, personal, o social, siendo buenas conversadoras.