Este curso académico 2020-2021  inauguramos nuestro ciclo de tertulias culturales de la mano de dos jóvenes emprendedores  Fernado Martín y Raúl de Frutos. La tertulia que tuvo lugar el 29 de septiembre en el cuarto de estar del Colegio Mayor, fue una explosión de emprendimiento y de talento, en la que Fer Y Raúl nos mostraron  su reciente proyecto  Viver Kombucha.  Fer y Raúl se conocieron precisamente en sus años universitarios, cuando estudiaban ingeniería industrial en Madrid, una carrera que les convirtió en amigos y les condujo rumbo a Chicago (Estados Unidos) donde pasaron 5 años trabajando en el mundo de las técnologias  y automatización de aeronaútica.  Con su regreso a España se trajeron una mochila llena de ahorros y una idea, la de montar en Granada una empresa de Kombucha, una bebida que ellos vieron que estaba en auge, que movía más 1.600 millones de dólares en EEUU y de la que presumen más “influencer” y gente sana de Europa.  “Teníamos muy buenos trabajos pero echábamos de menos España”. Queríamos mostrar que es posible volver a España y montar un negocio, porque hay mucha gente que se ha ido, mucho talento perdido”. Precisamente este coraje fue lo que más sorprendió a nuestras residentes, el apostar  fuertemente por una idea (Viver Kombucha) y por un ideal ( emprender en casa, en España). Una idea que les ha llevado a abandonar la comodidad de sus empleos y salarios en EEU,  y con la que se han tenido que reinvertir durante la cuarentena sufrida en marzo.  “Aprendimos de la gente que sabía y decidimos volver, y con los ahorros, montar nuestra fábrica de kombucha”. Nos contaron como fueron aprendiendo absolutamente todo de la línea de montaje, distribución, marketing… con trabajo y sacrificio se reinventaron complementamente.   “La primera Kombucha la vendimos en marzo, el mismo mes del estado de alarma y nos tuvimos que reinventar de nuevo”. Las residentes les preguntaron el cómo afrontaron la dura realidad de dejar la estabilidad en EEUU y emprender un proyecto en el mes de estado de alarma,  la pregunta casi coreada fue “qué pensaron vuestros padres”. “Nuestros padres pensaban que estábamos locos,  pero a la vez confiaban en nosotros,  ya que durante 5 años habíamos tenidos buenos trabajos, pero sí fue duro soportar el ambiente de incertidumbre mundial”.  A pesar de todo, estos chicos han mostrado que con pasión, trabajo, constancia y mucha humildad para aprender y levantarse las veces que haga falta, es la mejor receta para triunfar. Ya que pese al viento en contra Raúl y Fer han logrado que su bebida se venda ya en más de medio millar de establecimientos de todo el país, con una fuerte implantación en Andalucía, presencia en todas las comunidades y cada vez con más demanda en puntos como la Comunidad Valenciana o Galicia. Redactado por: Lidia Cano García