¿Cómo es el colegio?

Ofrece alojamiento -con servicio de limpieza y manutención-, y un completo plan de actividades culturales, de orientación académica y profesional, que suponen un complemento a la formación universitaria.

En el Colegio se vive un acogedor ambiente de familia, compatible con la exigencia en el estudio y el desarrollo de inquietudes culturales y sociales. La etapa en Alsajara ha sido para cientos de antiguas residentes la más recordada y divertida de su vida. El estilo particular, el buen humor, las tradiciones y fiestas, la altura humana e intelectual que se fomentan son fruto del espíritu que impulsa este Colegio Mayor, y que se transmite de promoción en promoción.

Alsajara cuenta con las instalaciones necesarias para fomentar el trabajo intelectual y ofrece además a las residentes, la posibilidad de asesoramiento personal y de mejorar el propio currículum, mediante la participación en diferentes actividades académicas.

Historia del colegio

Alsajara es un Colegio Mayor Universitario adscrito a la Universidad de Granada, fundado en 1981, recogiendo en ese año el testigo de una Escuela y una Asociación Cultural del mismo nombre en la que se formaron cientos de estudiantes granadinas desde 25 años antes.

El Colegio Mayor Alsajara es una obra de inspiración cristiana promovida por el Opus Dei, Institución de la Iglesia Católica que promueve entre los cristianos de toda condición, una vida plenamente coherente con la fe en medio del mundo. Quien lo desee, tiene la posibilidad de acudir a diversos medios de formación cristiana.

San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, consideraba que contribuir al progreso humano es una de las funciones primordiales del quehacer universitario, en sus diversos aspectos: culturales, sociales, espirituales… dimensiones que constituyen una unidad de saber y de acción en la vida de la Universidad.

¿Cómo se vive en Alsajara?

El clima del Colegio Mayor Alsajara – posible gracias al trabajo de las profesionales que se ocupan de los servicios generales de limpieza, mantenimiento, cocina, lavandería – lo convierte en un verdadero espacio familiar. Momentos especiales del ambiente de familia son las tertulias en la sobremesa, las excursiones o los ratos de deporte.

La convivencia con personas de diferentes lugares y estudios facilita la amistad, impulsa el espíritu de colaboración, abre al conocimiento y a la comprensión de distintas experiencias y formas de ser. De la conjunción de intereses e inquietudes vienen iniciativas para mejorar la sociedad en la que se vive.